viernes, 30 de noviembre de 2007

Ell día de ayer...

El día de ayer no lo entendi mucho ya que las acciones de las personas me descolocaron. En un comienzo el dia fue prometedor, pero alrededor de las 3 de la tarde fue mezclándose produciendo una situación encontrada. Por un lado me enteraba de una mala noticia, y después vivía una buena noticia, dos polos opuestos incompatibles. La mala noticia radica en la cuestión de la ética y las buenas costumbres ligadas a normas y leyes, que a veces se transgreden, pero en un nivel bajo, sin embargo, quien debía aplicar justicia lo hizo con el máximo rigor de la ley, casi en el límite de la arbitrariedad, cosa que me cuesta entender. Espero no ser muy enredado y que hayan entendido y por lo pronto no puedo dar más detalles. La buena noticia me ayudo mucho a mitigar la relatada mala noticia.

5 comentarios:

Cristian dijo...

Parece que hubo una sanción desmedida, por lo que entiendo. O desproporcionada. Ojalá la mala noticia no haya sido tan mala tampoco.

Saludos!

** MARÍA ** dijo...

Tu día de ayer vivió dos extremos. He oído decir que nunca fueron buenos los extremos. Deseo que los tuyos hayan sido superables los dos.

Besos tiernos y serenos. Te deseo un feliz fin de semana.


** MARÍA **

Melissa dijo...

De hecho no se entendió mucho, pues amigo mío.

Espero que después me cuentes y trata de llamarme esta semana.

Un abrazo.

Meli

Sandra S. dijo...

Mmmm es dificil entender, pero me imagino que ya se solucionó :)

Cariños

** MARÍA ** dijo...

Paso de nuevo por tu blog.
Paso por tu espacio para desearte una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. Que todos tus deseos más deseados, se cumplan en este año y a lo largo de tu vida.

Besos tiernos y dulces. Que seas muy feliz.


** MARÍA **